El fomento y difusión de nuestra arquitectura es una de las tareas que este Colegio Territorial de Arquitectos de Valencia viene realizando con orgullo y satisfacción, desde su fundación. Nuestro patrimonio arquitectónico es una riqueza colectiva y un imprescindible elemento de identidad cultural, y es por ello que la exposición a la luz pública de esta selección de edificios de la ciudad de Valencia, desde su fundación hasta el momento actual, ha de constituir un importante apoyo para su conocimiento y disfrute.

URBANIZACIÓN TRES CARABELAS

  • URBANIZACIÓN TRES CARABELAS
  • URBANIZACIÓN TRES CARABELAS

URBANIZACIÓN TRES CARABELAS

Recatí III

Año Construcción: 
1964 (1965-1967)
Situación: 

Avda. Las Gaviotas 227 (El Perellonet)

Autor: 
Vicente Valls Abad, Joaquín García Sanz

Durante la década de 1950 las únicas construcciones levantadas entre las golas del Perellonet y del Perelló (canales que comunican el lago de la Albufera con el mar) tuvieron como finalidad resolver la carencia de viviendas destinadas a los pescadores que se habían asentado en la zona, como es el caso del grupo residencial Marqués de Valterra. En la década siguiente, cuando comienza el turismo de masas (sol y playa), los objetivos van a ser muy distintos, sobretodo en lugares como este, tan magníficamente situado cerca de la ciudad y junto al mar. El Ayuntamiento de Valencia desarrolla aquí un plan parcial, diseñando para ello súper manzanas entre la carretera de la costa y la playa, y, en una de ellas, los arquitectos Vicente Valls y Joaquín García proyectan para la inmobiliaria VICOMAN esta precisa urbanización, inicialmente conocida como Recatí II. En una parcela sensiblemente rectangular se desarrolla un programa completo destinado al veraneo de las familias valencianas (132 apartamentos, locales comerciales y sociales, piscina, aparcamiento y jardines). La ordenación general, recogida en planos y en una cuidadosa maqueta, plantea dos accesos perimetrales en “fondo de saco”, tres bloques dentados (uno de 13 plantas que a modo de pantalla cierra la parcela al tiempo que define la fachada a la carretera, y dos de 8 plantas perpendiculares a la línea marítima con los locales en sus plantas bajas extremas y contrapeados para dejar sitio a las piscinas), y entre todos ellos los espacios ajardinados comunicados directamente con los aparcamientos de vehículos. En los bloques, los apartamentos se unen por dos de sus vértices ubicando en las zonas macladas el núcleo de accesos (escalera y ascensor, que en cada planta dan a dos apartamentos), o incorporando su superficie a uno de los apartamentos. Estos, con huecos en sus cuatro lados, disponen el resto de estancias (vestíbulo, cocina con galería, tres o cuatro dormitorios, baño y aseo) en torno al salón-comedor que está conectado a una gran terraza con vistas directas al sur y al mar, gracias al giro de la implantación y al retranqueo de los bloques. La estructura de hormigón, propia de los rascacielos de viviendas de los años cuarenta, da lugar en las fachadas a una retícula sobre la que se macizan los huecos con mallorquinas correderas o se excavan los vacíos de las terrazas. Recursos compositivos y constructivos ya utilizados por estos arquitectos en proyectos anteriores, como ocurre en el edificio de once plantas levantado frente a la iglesia de San Juan de la Cruz, en las céntricas calles Poeta Querol y Vilaragut de Valencia (1963-67).
(Texto extraido de la "Guia de Arquitectura de Valencia" CTAV 2007. + Información)