El fomento y difusión de nuestra arquitectura es una de las tareas que este Colegio Territorial de Arquitectos de Valencia viene realizando con orgullo y satisfacción, desde su fundación. Nuestro patrimonio arquitectónico es una riqueza colectiva y un imprescindible elemento de identidad cultural, y es por ello que la exposición a la luz pública de esta selección de edificios de la ciudad de Valencia, desde su fundación hasta el momento actual, ha de constituir un importante apoyo para su conocimiento y disfrute.

EDIFICIO GIL-TECLES

  • EDIFICIO GIL-TECLES
  • EDIFICIO GIL-TECLES

EDIFICIO GIL-TECLES

Año Construcción: 
1939 (1939-1941)
Situación: 

c/ San Vicente 22

Autor: 
Joaquín Rieta Síster

Edificio residencial, construido en una manzana trapezoidal ubicada en la zona de la calle San Vicente, que fue modificada en 1928 para comunicar el nuevo centro cívico (actual plaza del Ayuntamiento) con la plaza del Mercado. Está situado en un solar cuadrangular limitado por tres calles que tienen sus vértices curvados. Consta de sótano, planta baja y entresuelo destinado a locales comerciales; siete plantas y ático de uso residencial; y sobreático que acoge la vivienda del portero, terrados o terrazas comunitarias y el acceso al interior de la torre que se levanta en el singular chaflán que forman las calles de San Vicente y Linterna. Su único zaguán se sitúa en la calle San Vicente, junto a la medianera, y dispone de ascensor y escalera de tres tramos desde los que se accede a una sola vivienda por planta. Todas ellas, excepto las del ático y sobreático, son muy grandes y tienen la misma distribución, con pasillos paralelos a las alineaciones exteriores y con sus numerosas dependencias agrupadas en tres zonas: la de relación (despacho, comedor, salón y dos salas) que recae a la calle San Vicente y puntualmente a un patio abierto hacia la calle de Ribalta desde la primera planta; la privada (cinco dormitorios y baño) que da a las calles Linterna y de Ribalta, y al patio; y la de servicio (cocina, lavadero, dormitorio doble y aseo) que lo hace a la calle de Ribalta y al patio.
Las fachadas, tratadas de forma unitaria y escalonada, tienden a potenciar la verticalidad del conjunto y la singularidad del chaflán principal que se corona con una torre circular de dos alturas. Están dotadas de movimiento ascendente y de un fuerte dinamismo, conseguido éste con cuerpos volados curvilíneos de distinta profundidad y longitud en los que se alternan franjas de cerámica amarilla con otras formadas por grandes huecos acristalados y entrepaños enfoscados y pintados. El edificio, en el que contrasta la contención y austeridad general con el puntilloso y barroco diseño de cancelas y barandillas metálicas, es un buen ejemplo del llamado expresionismo funcionarizado con influencias tanto del barcelonés edificio Planells de Josep Mª Pujol, como de la obra berlinesa de Erich Mendelsohn.


(Texto extraido de la "Guia de Arquitectura de Valencia" CTAV 2007. + Información)