El fomento y difusión de nuestra arquitectura es una de las tareas que este Colegio Territorial de Arquitectos de Valencia viene realizando con orgullo y satisfacción, desde su fundación. Nuestro patrimonio arquitectónico es una riqueza colectiva y un imprescindible elemento de identidad cultural, y es por ello que la exposición a la luz pública de esta selección de edificios de la ciudad de Valencia, desde su fundación hasta el momento actual, ha de constituir un importante apoyo para su conocimiento y disfrute.

EDIFICIO ALONSO

  • EDIFICIO ALONSO
  • EDIFICIO ALONSO

EDIFICIO ALONSO

Año Construcción: 
1935 (1936-1940)
Situación: 

c/ San Vicente 71 y 73

Autor: 
Luis Albert Ballesteros

Edificio residencial, acogido a la Ley de Paro Obrero de 1935, construido sobre un solar trapezoidal en esquina y con chaflán redondeado. Se sitúa en una de las manzanas del primer Ensanche valenciano (donde se encontraba el antiguo Convento de Jerusalén), que fueron afectadas por las importantes modificaciones llevadas a cabo a finales de los años veinte con la finalidad de acondicionar el nuevo centro cívico de la ciudad a requerimientos urbanísticos modernos. Consta de planta baja de uso comercial, siete plantas superiores y un ático destinados a viviendas, y dos plantas de oficinas en la torre que remata el chaflán. Dispone de dos núcleos independientes de acceso, con escalera y ascensor, que sirven a cuatro viviendas por planta, una de ellas en la esquina y con desarrollo paralelo a sus dos fachadas, y las tres restantes distribuidas en profundidad y a una sola cara. Son viviendas minuciosamente diseñadas, equipadas confortablemente (baños cerámicos completos, instalación de gas en cocinas, calentadores eléctricos, extractores de humo, telefonía con la portería, ascensores protegidos con telas metálicas, puertas interiores con cristal helado de una sola pieza, carpinterías metálicas con persianas enrollables, etc) y de grandes dimensiones, con todas sus dependencias y estancias perfectamente ventiladas a través de los huecos situados en las fachadas o recayendo a 4 patios de luces. Su fachada expresionista, asimétrica y sin jerarquías compositivas, se estructura con énfasis horizontal a partir de franjas llenas, con cornisas muy marcadas, y de vuelos cerrados o abiertos que gravitan sobre las partes acristaladas, si bien el cuerpo final (calle San Vicente), de composición claramente vertical, rompe su posible tendencia hacia el denominado “movimiento continuo”. Luis Albert recoge en este edificio, tal vez el más representativo de su trayectoria profesional, tanto la enorme influencia que ejerció sobre él, y sobre el resto de los arquitectos valencianos del momento, el mito del rascacielos norteamericano, como del dinamismo y la musicalidad presente en las obras, proyectos y dibujos del arquitecto alemán Erich Mendelsohn. Está incluido, desde 1996, en el Registro Internacional DOCOMOMO.


(Texto extraido de la "Guia de Arquitectura de Valencia" CTAV 2007. + Información)