El fomento y difusión de nuestra arquitectura es una de las tareas que este Colegio Territorial de Arquitectos de Valencia viene realizando con orgullo y satisfacción, desde su fundación. Nuestro patrimonio arquitectónico es una riqueza colectiva y un imprescindible elemento de identidad cultural, y es por ello que la exposición a la luz pública de esta selección de edificios de la ciudad de Valencia, desde su fundación hasta el momento actual, ha de constituir un importante apoyo para su conocimiento y disfrute.

COMPLEJO ABASTOS

  • COMPLEJO ABASTOS
  • COMPLEJO ABASTOS

COMPLEJO ABASTOS

Antiguo Mercado de Abastos

Año Construcción: 
1935 (1940-1948)
Situación: 

c/ Alberique, c/ Buen Orden, c/ Héroe Romeu

Autor: 
Javier Goerlich Lleó
Intervenciones: 
Vetges Tu i Mediterrània S.L

El antiguo Mercado de Abastos es otro ejemplo valenciano de edificio que pese a iniciarse su planificación en los años treinta no vio concluidas sus obras, por muy diversas razones, hasta finales de la década siguiente (fue inaugurado el 28 de junio de 1948). Se encuentra en el interior de una doble manzana situada en la zona sur del Ensanche, obtenida tras la modificación de las alineaciones aprobadas en 1912, y con su perímetro limitado por un sólido cerramiento realizado con zócalo y pilastras de piedra caliza y verjas de hierro. El edificio fue construido para su uso como mercado al por mayor donde pudieran abastecerse los detallistas de Valencia y de otros puntos del territorio (en su día fue considerado como el mejor de España y uno de los más importantes de Europa). Ocupa un rectángulo de 190 x 70 m. y posee doble simetría, con un núcleo central edificado parcialmente y dos diáfanas naves laterales, sustentadas por esbeltas columnas de hormigón y cubiertas con teja cerámica sobre cerchas metálicas. Tres largos bloques de dos alturas albergaban en la planta baja los 96 pabellones o puestos exentos destinados a los asentadores y la zona donde los agricultores realizaban la popular tira de contar, y en la planta alta se encontraban las cabinas para almacenaje y envase de los productos. Su arquitectura, tanto exterior como interior, fluctúa entre un funcionalismo tardío y epidérmico, demandado por su uso como mercado, y un neocasticismo pintoresco y localista, añadido en los cuerpos centrales (donde se ubicaban los oficinas administrativas y los servicios auxiliares) para señalar los accesos y subrayar el carácter institucional y monumental del edificio. Tras la pérdida de su uso, el edificio fue deteriorándose lentamente pese a ser utilizado como almacén y eventualmente como recinto para conciertos y eventos culturales. Las necesarias tareas de rehabilitación se iniciaron en 1991 y tuvieron como objetivo convertir el antiguo mercado en un moderno y completo centro educativo, cultural y deportivo. Las obras realizadas han puesto el acento en la preservación de las características arquitectónicas del edificio original (imagen externa, volumetría y organización modular interna), en la introducción de la luz natural en las naves (sustituyendo las tejas por vidrios traslúcidos) y en la creación de una plaza interior, luminosa y transparente, a modo de gran vestíbulo de acceso a las renovadas alas, que agrupan en la zona norte dos centros de enseñanza secundaria y en la sur espacios culturales (biblioteca, sala de exposiciones,etc.) y deportivos desarrollados en torno al agua (piscinas de competición y mantenimiento, vestuarios, gimnasios,etc.).
(Texto extraido de la "Guia de Arquitectura de Valencia" CTAV 2007. + Información)