El fomento y difusión de nuestra arquitectura es una de las tareas que este Colegio Territorial de Arquitectos de Valencia viene realizando con orgullo y satisfacción, desde su fundación. Nuestro patrimonio arquitectónico es una riqueza colectiva y un imprescindible elemento de identidad cultural, y es por ello que la exposición a la luz pública de esta selección de edificios de la ciudad de Valencia, desde su fundación hasta el momento actual, ha de constituir un importante apoyo para su conocimiento y disfrute.

PALACIO DE LA EXPOSICIÓN

  • PALACIO DE LA EXPOSICIÓN
  • PALACIO DE LA EXPOSICIÓN
  • PALACIO DE LA EXPOSICIÓN

PALACIO DE LA EXPOSICIÓN

Año Construcción: 
1909
Situación: 

Pza. de Galicia 1

Autor: 
Francisco Mora Berenguer
Intervenciones: 
Luis López Silgo

Construido con carácter eventual para servir como salón de recepciones para la Corporación Municipal en la Exposición Regional de 1909, se decidió finalmente su conservación sirviendo desde entonces para albergar diversos usos entre los que cabe destacar su utilización como Escuela Técnica Superior de Arquitectura desde 1966 hasta 1979. El edificio se define a partir de una amplia fachada con acceso porticado y amplia escalinata por la que se accede al Gran Salón mediante escalera de bóveda con barandilla de singular cerrajería historicista, iluminada por una artística vidriera emplomada. El salón conserva parte del pavimento original de mosaico de Nolla, bancos de inspiración gótica y lámparas organicistas con evidentes alusiones a la naranja. Su techo imita en escayola los artesonados de madera de los palacios valencianos, siendo destacables las vidrieras emplomadas y el zócalo cerámico “de cuerda seca” con reflejo dorado. El resto del edificio contenía otros espacios complementarios y servicios en torno a un patio interior, hoy cubierto, dotado de entrada independiente, por un zaguan situado al nivel de la calle al que se accede por un arco de medio punto provisto de unas artísticas puertas de forja. El empleo de numerosos prefabricados de piedra artificial, permitió que la construcción se realizara en un tiempo record de tres meses, a pesar de su amplio contenido ornamental. Las referencias a la Lonja, las Torres de Serranos y el Micalet, símbolo de los poderes civil, militar y eclesiástico, son evidentes, dentro de una re-visión del gótico que desde la escuela de Arquitectura de Barcelona difundían de Domenech i Montaner y Puig i Cadafalch en su búsqueda de un estilo enraizado en la tradición local y que como indicaba el autor en la memoria del proyecto, pretendía ser expresión de la arquitecura valenciana en su época de mayor esplendor, “con modelos del arte ojival que el pueblo venera como propios”. En 2003 fue restaurado y dotado de las instalaciones para su utilización actual, como edificio multiuso, bajo la dirección del arquitecto Luis López Silgo.

(Texto extraido de la "Guia de Arquitectura de Valencia" CTAV 2007. + Información)